Habla cuando tus palabras sean tan dulces como el silencio

¡Qué decepción cuando llegamos, tras hora y media de viaje, al estadio Santiago Bernabéu y supimos que el partido ya había terminado! Nunca nos notificaron por correo electrónico del adelantamiento del horario del partido de las estrellas, como se suele hacer cuando cambia el horario de un vuelo, por ejemplo… En fin, nos quedamos con las ganas, víctimas de la inoperancia que seguramente perjudicó a algunos más.

Volvíamos a desandar el camino con un gusto amargo y la frustración de no haber disfrutado del evento que nos generaba mucha ilusión… Y me encontré con esto. Me divertí, me sorprendí, me solidaricé. No me volví con las manos vacías.

Domingo 09/06/2013. 21 horas. Estación Nuevos Ministerios, Metro de Madrid.

IMG00874-20130609-2122

IMG00875-20130609-2122

Cuando la gente rechaza cooperar, se niega a prestar ayuda y persiste en esta desobediencia y postura retadora, le está negando a su adversario el apoyo y cooperación humanas básicas que cualquier gobierno o sistema jerárquico requiere. Si lo hace suficiente gente y por un tiempo suficientemente largo, ese gobierno o sistema jerárquico perderá el poder”. Gene Sharp, especialista mundial en formas de protesta no violenta.

Anuncios

El dolor de cabeza y las pastillas que lo aliviarán

atresmedia_19Hoy tuve mi debut en un canal de televisión y despedida de la enriquecedora cursada en la Universidad Camilo José Cela (snif, ¡cómo pasa el tiempo!). Visitamos el predio de ATRESMEDIA, una de las empresas informativas más importantes de España con marcada presencia en televisión y radio, situado en San Sebastián de los Reyes (lejos, como a una hora del centro de Madrid).

Sin ser ostentoso, es un lugar en el que indudablemente da placer trabajar por la impecable infraestructura y disponibilidad técnica y tecnológica (el sueño de todo periodista, ¿a que sí?). Ordenado, con pasillos limpios y silenciosos cual sala de espera, por los que muchos transitan a toda hora persiguiendo la información. El secreto del éxito en esta cocina de la realidad parece estar en la COORDINACIÓN de roles y colaboradores (decenas, cientos) que tamaña faena informativa requiere. Cumplida esa exigencia lo demás son risas, bromas y un muy buen clima de trabajo (o al menos eso percibí).

La visita comenzó en el plató de informativos, donde hace unos días tuvo lugar una de las entrevistas políticas más jugosas del añoCámaras robotizadas, iluminación LED y un plató minimalista pero sofisticado, que curiosamente no está aislado de las redacciones que amasan las noticias que consumen miles de televidentes en todo el país.

noticias

En el mismo edificio funcionan los estudios radiofónicos de ATRESMEDIA, cuya emisora principal Onda Cero tiene un importante share de audiencia. El estudio principal parece un pequeño teatro, con varias hileras de butacas, monitores y una gran mesa que congrega a los comensales radiofónicos de turno. Brilla por su ausencia el aislante acústico de las paredes que tradicionalmente se asocia a las cabinas de radio.  Presenciamos unos minutos la famosa tertulia “Herrera en la onda”, estando el susodicho conductor Herrera en Sevilla y sus colaboradores… ¡frente a nosotros! Si bien es una modalidad usual y perfectamente compatible en estos tiempos, la COORDINACIÓN vuelve a subyacer como elemento central para que al grito de “¡AIRE!” todo salga con fluidez y naturalidad. ¡Qué lujazo esas consolas kilométricas, los micrófonos especiales para grabar cuñas y varios estudios perfectamente equipados a disposición! Repito, el sueño del periodista moderno.

Última parada: presenciamos los últimos minutos del programa Espejo Público, que se emite en el prime time de la mañana. Una gran cantidad de operadores concentrados en los movimientos de cámara,  capturando el animado debate final de un panel con la soltura que sólo los años de experiencia pueden dar. Cuando el programa concluye todo es distensión y satisfacción en el numeroso equipo.

Para terminar la didáctica mañana, la conductora Susanna Griso se tomó unos minutos para comentar con simpatía y sentido crítico su visión de la labor periodística actual. “Antes que pensar en trabajar en televisión, piensen en ser verdaderos periodistas en el ámbito que les toque. Curren mucho, hagan prácticas cuanto antes y saquen buenas notas. El secreto en los tiempos que corren es redoblar esfuerzos para agregarle valor a la tarea del periodista, que con el auge de las redes sociales ya no se priva de interactuar de igual a igual con la audiencia, sino que puede participar en la charla de bar”. 

atresmedia television mediaset españa grupo antena 3 la sextaFue una visita ilustrativa, una resignificación de las rutinas informativas que no siempre llegamos a figurarnos y que necesitamos ver para creer que así se aplican. Lo cierto es que me asomé a uno de los hornos informativos más grandes de España y comprobé cómo levantaba temperatura de cocción. Les debo las fotos ya que estaban prohibidas y no quise tentar a la suerte por miedo a la deportación 😀

Playing for change

changeHace un tiempo me enteré de la existencia de una startup tecnológica y emprendimiento social (así se definen) creada en mayo de 2011 y con un crecimiento exponencial que se traduce en más de 35 millones de usuario en todo el globo.

Se trata de change.org, una plataforma de acceso libre y gratuito donde alojar reclamos y pedidos de toda índole: individuales o comunitarios, dirigidos al sector público o privado, en cualquier parte de mundo. Consiste en dar visibilidad a esos reclamos a través de las multifacéticas redes sociales, para lograr la empatía de otros ciudadanos de la aldea global y conseguir un apoyo político/moral a través de una “firma”. Un pedido con sonado respaldo es susceptible de ser carne de cañón de los medios de comunicación y consecuentemente objeto de la opinión pública. En definitiva, change.org se constituye como el canal por el que fluye el reclamo y la presión social artífice del éxito o trascendencia de los reclamos.

Change.org es un mix de simpleza, accesibilidad, innovación, eficacia y eficiencia al servicio de la sociedad global. Cuando conocí la propuesta pensé automáticamente en tantos activistas y sus bancos, sus carpas y planillas, recolectando firmas en favor de tal o cual causa. En los países democráticos el sistema electoral prevé distintos mecanismos de participación popular además del sufragio; uno de ellos es la iniciativa popular por la que si un determinado porcentaje del padrón electoral eleva un pedido de tratamiento/derogación de ley, el Parlamento se ve obligado a tratar dicha iniciativa. ¿Qué quiero decir con todo esto? Que change.org puede lograrlo de una manera mucho más (repito) eficaz y eficiente, donde el tiempo y el espacio no representan un obstáculo al conocimiento y apoyo masivos.

how-change-org-is-revolutionizing-internet-activism-5c88319e78Mi primer acercamiento con la plataforma fue el pasado mes de abril, cuando en Argentina se dio un fuerte debate sobre el proyecto de “democratización de la Justicia” enviado por el Ejecutivo, que muchos ven como un intento de sojuzgar al tercer poder más que de reafirmar su autonomía. Muchos pedidos se canalizaron por change.org aduciendo la inconstitucionalidad de la finalmente aprobada norma, o apelando a legisladores no alineados políticamente para que votaran conforme a ese sector de la población que decía NO. Toda aquella “ola contestataria” vio la luz gracias a la proliferación de iniciativas como la de change.org, que dan una posibilidad real de participación política a la ciudadanía en el marco del paradigma tecnológico que hoy nos ampara de forma indiscutible.