10 motivos por los que viajar y leer son compatibles

“La vuelta al mundo” es una canción de la banda puertorriqueña Calle 13 y uno de los manifiestos musicales más bellos que conozco acerca de las bondades de viajar. Sin embargo, nada más arrancar René dice:

“No me regalen más libros/ porque no los leo./ Lo que he aprendido/ es porque lo veo”

Un momentito, ¿quien viaja no necesita leer? La experiencia me dice lo contrario… Por eso armé una lista con los diez motivos por los que viajar y leer son aficiones compatibles, o al menos no son excluyentes:

  1. Porque para planificar un buen viaje es necesario investigar y leer. Apelaremos a mapas, guías de viaje, foros, sitios web y por qué no libros de ficción y no ficción que nos hablen de potenciales lugares para visitar. Muchas veces son los más lindos y desconocidos o ignorados por el turismo tradicional.
  2. Porque hay lugares o momentos históricos que por diversas circunstancias son inaccesibles, pero que podemos conocer en mayor o menor medida gracias a la pericia de otro que se ha tomado la molestia de describirlo para nosotros. Se me viene a la mente Gabo y su entrañable Macondo…
  3. Porque la literatura trabaja con tiempos y espacios que en ocasiones son reales, y cuenta historias que acontecieron en lugares plausibles de ser visitados. En definitiva, un relato es capaz de enriquecer al lugar y dotarlo de una magia inexplicable, difícil de percibir por otros medios o estímulos.
Recién llegada a Barcelona me encontré con esta sabia frase: "estudiantes (y) escritores que han alcanzado la grandeza"
Recién llegada a Barcelona me encontré con esta sabia frase: “estudiantes (y) escritores que han alcanzado la grandeza”

4. Porque la realidad (el acto de viajar) y la ficción se entremezclan constantemente; uno y otro se invaden alternada o simultáneamente… porque así es la vida.

5. Porque leer es en algún punto viajar, moverse, desplazarse por terrenos nuevos para conocer realidades que nos son ajenas. Así lo percibía unos meses atrás.

6. Porque al viajero y al lector los mueven objetivos similares: conocer, empatizar con otros, sorprenderse a cada paso o a cada renglón.

Uno de mis héroes literarios favoritos, cuando viajé a Londres
Uno de mis héroes literarios favoritos, cuando viajé a Londres

7. Porque leer acerca de lugares desconocidos despierta las ganas de viajar, y viceversa.

8. Porque la historia de una persona y la intensidad con la que ha vivido puede resumirse en los lugares que ha visitado o los libros que ha leído.

9. Porque el legado que los viajes o los libros nos dejan no se mide en “cantidad de veces que” sino por su calidad.

10. Porque leer y viajar implican una sensibilidad especial, una forma de entender el mundo, una disposición especial del intelecto y la voluntad que hacen que ambas actividades sean tan fascinantes.

Leyendo "A sangre fría" en mi añorada Madrid, en las escalinatas del Ejército del Aire, sobre la calle Princesa
Leyendo “A sangre fría” en mi añorada Madrid, en las escalinatas del edificio del Ejército del Aire, sobre la calle Princesa

Anuncios

Por esos días por venir, por este brindis para mi

Brindo por este año inolvidable que según los almanaques va quedando atrás, pero que en mi corazón y mi mente vivirán especialmente hoy, mañana y siempre. Reafirmarlo en este blog es redundante; una aclaración cuestionable por su obviedad. Porque sin duda los días narrados y compartidos en este espacio son los responsables de un 2013 tan feliz.

Quiero especialmente saludar a todos mis amigos virtuales, que compartieron mi travesía europea y mi felicidad a cada paso. Desearles un 2014 pleno de oportunidades para ser felices, y ojalá que el viajar, esa filosofía de vida que nos determina, sea una opción concreta y real. En lo personal, espero que este nuevo año me regale esa posibilidad, que ansío sin demasiadas pretensiones y con mucha ilusión.

¡Hasta el año que viene y por muchos viajes más!

“Soy

las ganas de vivir

las ganas de cruzar

las ganas de conocer lo que hay

después del mar”.

FICHA TÉCNICA: ESPAÑA 2013

madrid

¿A DÓNDE? Voy a vivir en Villanueva de la Cañada, que está a unos veinte minutos del centro de Madrid, la capital de España. Y mi universidad de destino es Camilo José Cela

¿CUÁNDO? Me voy los primeros días de febrero de 2013.

¿POR QUÉ? Por una Beca del Banco Santander Río y la Universidad FASTA de Mar del Plata, donde curso mis estudios universitarios, soy BECARIA INTERNACIONAL en un plan de MOVILIDAD INTERNACIONAL.

¿PARA QUÉ? Para enriquecerme como profesional y como persona; para conocer otros países e idiosincracias; para experimentar la vida sola y alejada de mi familia y amigos; para descansar…

¿CON QUIÉN? Con otros cuatro compañeros de FASTA, y en el departamento, con dos de las chicas.

¿CUÁNTO TIEMPO? Un semestre académico (febrero-junio), con posibilidad de extenderse en viajes y paseos por el Viejo Continente… pero legal y obligadamente a fines de julio me tendrán nuevamente entre ustedes!

¡¡¡¡¿¿¿NO ES GENIAL???!!!

Los invito a seguir mis peripecias, a sugerir y compartir, porque este viaje no es solo mío, sino de todo aquel que quiera re-crearlo a través de lo que yo veo.