Conocer para simpatizar


Así como disfruto de ir a ver a un músico sabiéndome pocas o ninguna de sus canciones, esperando que ese encuentro especial me cautive al punto de volverme fanática, con una expectativa similar decidí visitar el Estadio Santiago Bernabéu. Si bien la afirmación que decanta de esta visita podrá incomodar a más de uno y desatar una discusión, tengo que decirlo: hoy me definí, soy del Real Madrid. 

Siendo nuestra ciudad adoptiva la mismísima capital española, quedaba descartado de plano simpatizar por otro equipo que no fuera de Madrid. Ni antes de venir a España ni estando aquí me deslumbra el equipo del Messias y su ínfulas de “gana todo lo que juega” y “es el mejor equipo de la historia”. Mi conocimiento del Real Madrid sigue siendo más bien escaso, más allá de algunos jugadores, leyendas e hitos del club. Pero la posibilidad de conocer cada rincón del estadio y de hacer una recorrida minuciosa e interactiva por sus 112 años de historia inclinó definitivamente la balanza.

El tour Bernabéu consistió en una recorrida por los distintos accesos y ubicaciones de un estadio lindo, moderno y cuidado, con un terreno de juego llamativamente más pequeño al que estamos acostumbrados en Argentina. ¡Increíble comprobar que no hay necesidad de alambrado que prevenga los desmanes de una hinchada descarriada! La exhibición reunía las copas ganadas, las actas fundacionales del club, las viejas casacas, los “botines”, las pelotas, acompañadas con un muy buen material interactivo para ver y conocer más de los equipos década a década y de los ídolos madridistas. El museo me encantó, y resalto: es como debiera ser todo museo en el siglo XXI para atraer visitantes e inculcar eficientemente aquello que trasmite: interactivo. También conocimos los vestuarios, el túnel hacia la cancha, el banquillo del DT, los palcos VIP, la sala de prensa. Nos tomamos fotos con una copa y con nuestro jugador favorito… adosado en Photoshop.

En fin, pasamos una linda tarde, volvimos a ser turistas por Madrid y los madridistas sumaron tres hinchas más a sus ya numerosas filas. Además me identifico con la contagiosa alegría de los seguidores, que siempre parecen agradecidos e incondicionales con el plantel. Hinchas y jugadores parecen una gran familia, una familia feliz. Se genera un buen ambiente al hablar del Real Madrid y eso da confianza y comodidad al recién llegado.

En definitiva, como se dice sabiamente por ahí: sólo se puede amar aquello que se conoce.

Anuncios

3 comentarios en “Conocer para simpatizar

  1. Excelente descripción, un poco de poeta, un poco de hincha, un poco de nostalgia y un poco de turista.
    Para que sepas más del Madrid te agrego el dato de que siempre tuvo una relación muy estrecha con el club de Nuñez, tanto comercial como administrativa. Lamentablemente el destino político los llevó por lados distintos. Creo sumar una razón para que lo sigas apoyando.
    Mis admiraciones hacia usted y su escritura.
    Saludos,
    jml

  2. Woooow Juli!!! Otra cuna de la cultura a la que fuiste. Igualmente soy mas colchonera yo (Atletico Madrid), asique si vas por ahi traeme un poquito de pastito o algo del Kun Aguero!!!

  3. Pingback: Perderse para encontrarse | España comentada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s