Derechos sin fronteras


rsf

Llegar a la Uni y anoticiarse de que no hay clases, al menos de las convencionales. En lugar de ello, nos reunimos en un aula a conocer la labor de Reporteros Sin Fronteras y a escuchar de primera mano el testimonio de una periodista mexicana exiliada por cumplir con su deber profesional. Ya lo creo que fue un cambio favorecedor y una oportunidad única.

Malén Anzares es la presidente de RSF España. Expuso las principales conclusiones del Informe Anual de la libertad de información correspondiente al último año, mencionando los casos (lamentablemente) destacados por continente.

  • África: el entusiasmo inicial de la Primavera Árabe se ha desvanecido, incluídas las expectativas de una apertura informativa. En Libia han proliferado los panfletos, lejos de un tratamiento periodístico serio. En Túnez las cadenas televisivas son presionadas por grupos islamistas. En Egipto son moneda corriente las detenciones a periodistas. Somalia es denominado “el agujero negro de la información” por la escasa presencia de informadores independientes. Junto con Eritrea cuentan con decenas de periodistas encarcelados por tiempo indefinido, impidiendo la asistencia familiar o internacional.
  • Asia: además de los cercenamientos a la libertad de prensa en regímenes cerrados como China e Irán, el caso más preocupante es el de Siria. Enfrascada en una guerra civil hace meses y sin perspectivas de solución en el corto plazo, la información está polarizada entre en gobierno y los rebeldes. Las grandes cadenas no envían corresponsales ante el riesgo de muerte. Es valeroso el trabajo de periodistas  freelance; abunda la propaganda auspiciando uno u otro bando. Las persecuciones y censura son moneda corriente en otras naciones también en conflicto como Omán y Yemén.
  • Europa: en Turquía, país aspirante a ingresar formalmente en la UE, se aplica la ley antiterrorista de criminalización de la ideología y la actuación política de las empresas informativas. Las penas para los periodistas enjuiciados son altísimas. En un mea culpa se mencionó en caso español: la pretensión de borrar el material captado en manifestaciones populares, las “conferencias sin prensa”, la designación arbitraria de directivos en las cadenas estatales y los despidos por disonancia ideológica son irregularidades igualmente peligrosas aún cuando no haya muertes o maltratos significativos. El reclamo desoído por una Ley de Trasparencia convierte a España en el único deudor europeo en esta materia y se vincula directamente con los casos de corrupción política que tanta amargura generan a la población.
  • Latinoamérica: las favelas brasileñas son sitios inhóspitos para la integridad de las personas, periodistas incluídos. En 2012 fueron cinco los periodistas muertos oficialmente reconocidos. Otro punto caliente es en la frontera con Paraguay. En México una decena de periodistas fallecieron en funciones; si bien el número es menor que el de años anteriores, fuentes extraoficiales hablan de varios decesos más. Los secuestros a periodistas son moneda corriente. No se mencionó puntualmente, pero es innegable el sombrío panorama en Cuba y Venezuela en materia de libertad de expresión.

Ante mi pregunta por las consideraciones del Informe sobre la situación de Argentina, es evidente a los ojos internacionales la polarización informativa y la atropellada implementación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Además se registraron agresiones e intimidaciones a periodistas en funciones, y un hostigamiento a los pequeños y medianos medios del Interior (el caso paradigmático son las radios comunitarias). Se concluye que Argentina registraba, a finales del año 2011, un balance envidiable en materia de libertad de información y seguridad de los periodistas, en comparación con otros países de la región, pero la situación se deterioró notablemente en 2012″.

portada_22_12_2011Básicamente, el Informe certifica que el 2012 ha sido un año nefasto en cuanto al respeto de los derechos humanos y profesionales de los comunicadores, especialmente en aquellos focos críticos de conflicto permanente, dictaduras, revueltas populares o inestabilidad democrática y económica. Este panorama desalentador se deduce de los cientos de periodistas asesinados, torturados, encarcelados sin juicio, amenazados y censurados el último año.

Por la preeminencia de Internet como medio para informarse y difundir contenidos, RSF también aboga por el respeto de bloggeros y cibernautas que de igual manera ven cada vez más amenazada su labor. El Informe denuncia a las corporaciones como Google o Twitter que en determinados momentos y países han sido favorables a la interrupción de sus servicios cuando los Estados lo requirieron (los filtros son comunes en China y países de Oriente, y en las recientes elecciones venezolanas el 90% de usuarios del principal proveedor de banda ancha estuvieron más de 20 minutos sin Internet).

Pero los periodistas no son números ni cifras, y Rosa Isela es la cara visible de la persecución y la cruzada contra la información libre y veraz. Desarrolló toda su carrera profesional en su Ciudad Juárez natal, mundialmente conocida por los cárteles de droga que allí operan así como por la violencia estructural de la que Rosa se hizo eco en sus valientes denuncias contra el maltrato y asesinato de mujeres. Fue intimada por el gobierno a interrumpir sus investigaciones porque sostenían que “el femicidio no era más que un mito con el que se manchaba la imagen de la ciudad”. El medio para el que trabajaba le dio la espalda y las amenazas se volvieron sistemáticas y habituales. Despedida y sin posibilidades de reinsertarse en los medios de su ciudad por “mentirosa”, arribó a España en 2009 y obtuvo el estatuto de refugiada.

no-se-mataEl mensaje de Reporteros Sin Fronteras para los periodistas es claro y realista: pese a lo arriesgado de la profesión, nuestro trabajo es loable, apasionante y necesario para la vigilancia de los gobiernos. Pero nunca debemos olvidar que tenemos derechos humanos y profesionales que deben respetarse más allá de cualquier causa o sistema. Porque el periodismo es útil no desaparecerá, y no debemos inmolarnos por él.

Anuncios

Un comentario en “Derechos sin fronteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s