31 noches en dos veladas


Afortunadamente sigo con el buen ritmo de lectura del que me jactaba en el primer post sobre mis “lecturas itinerantes” y viajeras. Estando en Granada visité una librería pequeña cuyo peor argumento de venta eran sus dueños, que de libreros no tenían nada y de simpáticos menos. Pero la afición pudo más y me sumergí a ver qué encontraba de nuevo…

Porque el criterio de compra, por cuestiones presupuestarias y logísticas (no me quiero cargar con peso excesivo de libros a la vuelta) es que accedo a comprar libros originales en sus temáticas, raros, agotados o inéditos en Argentina. Salvo las ofertas los precios son muy similares con lo cual puedo comprarme los recomendados de siempre cuando vuelva.

31 noches, IGNACIO ESCOLAR. Editorial Punto de Lectura
31 noches, IGNACIO ESCOLAR. Editorial Punto de Lectura

Finalmente me hice de 31 noches, de Ignacio Escolar. Precio (seis euros), formato (bolsillo) y volumen (liviano y corto, ideal para llevar encima o de viaje) me convencieron. La única referencia para saber a simple vista si valía la pena es su autor: Escolar es un joven periodista español, fundador y director del reconocido periódico Público e hijo de otro peso pesado de los medios ibéricos: Arsenio Escolar.

Para mejor, la trama ronda en las desventuras de un periodista y su investigación acerca de las oscuras conexiones entre mafias de patovicas y narcos americanos entre las sombras de la noche madrileña“, que según consta en el libro, nunca duerme. La trama es sumamente vertiginosa y cada noche confluyen nuevas pistas y elementos que desembocan en un desenlace original a la vez que previsiblemente turbio.

La trama arroja un par de perlitas acerca de qué motiva a un periodista de escritorio (para peor, de mesa de entradas) a sumergirse en tamaña investigación al punto de exponer su vida. En varios pasajes el protagonista y narrador hace alusión a que “igualmente ya estoy muerto” que genera un contrapunto, un aparente sinsentido: ¿un muerto que habla/narra? Mi intuición lectora me decía entonces que en esta vida hay cosas que en determinadas circunstancias pueden ser peores que morir, y mucho más en las circunstancias en las que se desenvuelve la investigación del protagonista. Algo de eso hay en las andanzas contenidas en 31 noches… que por su galopante ritmo narrativo terminaron siendo solamente dos veladas de ágil lectura.

También pueden conocer de primera mano mi experiencia con otras lecturas itinerantes en el blog de Literatas, donde hay más recomendaciones y sinopsis.

Anuncios

Un comentario en “31 noches en dos veladas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s