Ya ves, todo al revés


Este abril es muy bizarro.

Aclaración: contrariamente a mi creencia de que la palabra bizarro es un neologismo del castellano corriente y malhablado, o en cualquier caso un vocablo del lunfardo rioplatense, bizarro está incluido en el diccionario de la Real Academia. 

En Granada supe que la palabra BIZARRO también existe y se utiliza en España
En Granada me enteré que la palabra BIZARRO también existe y se utiliza en España

Valiente, esforzado, generoso, lucido, espléndido. Acepciones varias que ilustran todavía mejor lo que quiero contar. Así que tomen los dos sentidos del calificativo bizarro: el académico y formal… y el otro, ese que usamos en tantas ocasiones disímiles. Vos me entendés.

Segunda aclaración: me tendrán que disculpar los visitantes españoles y de los puntos altos del planeta por las obviedades y sinsentidos que a sus ojos estoy por relatar, pero no olviden que yo subí desde Argentina y debo explicaciones y detalles a mis coterráneos que, aunque vosotros no lo creáis, ¡están en otoño!

El domingo 31 de marzo los relojes de toda España se adelantaron una hora dada la flamante primavera. Es una práctica habitual y lícita pensando en los beneficios en términos laborales/productivos y sobre todo en ahorro de energía al contar con más horas de luz. Mi única objeción es: ¿no fue demasiado apresurado, teniendo en cuenta que la primavera recién empieza, y el “minuto extra” de luz que se suma por día no ha generado aún una diferencia considerable? El primer día (mejor dicho noche) con cambio de horario estábamos en Granada; no sé si será porque estábamos más al sur o fue mi imaginación, pero eran cerca de las diez de la noche y la oscuridad no llegaba. Llegué a sentir ansiedad por esa luna que no aparecía. Ya de vuelta en Madrid la claridad persiste hasta pasadas las 21 horas, mientras que por la mañana aún no hay una diferencia significativa y a las siete de la mañana todavía queda un resabio considerable de noche.

Es cuestión de paciencia y de ver los días volar para notar el verdadero próposito del adelantamiento: amaneceres anticipados y anocheceres tardíos. Mientras tanto, estamos en los primeros albores de abril, con una temperatura más agradable que la invernal pero aún fría (12° C en promedio) y los horarios cruzados, sobre todo por la noche, que se resiste a “caer”.

Ahora se sumó una hora más y son cinco de diferencia con Argentina, con lo cual tengo que reconsiderar las diferentes actividades propias del momento del día en uno y otro lado. (Para variar vuelvo a sentir la cabeza claramente dividida; un poco acá y un poco allá… Desde antes de venir que me siento así, y seguramente siga hasta un tiempo después de volver. Nada grave, cosas que te pasan si estás vivo, y lejos). Pareciera que una hora no hace la diferencia pero les aseguro que sí. Hay que volver a consensuar los momentos para hacer skype, por decir; nada imposible ni muy trágico pero que implica una readaptación. Además se trastocaron los horarios para la cena, por ejemplo. Si esperamos a que caiga el sol para empezar a cocinar prácticamente comeremos de madrugada (exagero). Son un cúmulo de impresiones nuevas, curiosas y extrañas pero superables a fuerza de rutina.

Esto sumado a que abril es primavera, sí, España es hemisferio norte y abril es primavera, y es un trago dificil de digerir, sobre todo a nivel mental y emocional. Cuando llegué, en Argentina se horrorizaban de verme abrigada hasta las orejas en febrero; ahora soy yo la que felizmente se desprende poco a poco de sus capas de ropa y se las cedo encantada a los otoñales compatriotas del hemisferio sur.

En fin, toda mi vida es un cambio, readaptación y aprendizaje constante desde que estoy acá. Algunos virajes son más rotundos y vertiginosos que otros, y este abril bizarro es en comparación solo un dato de color.

Anuncios

2 comentarios en “Ya ves, todo al revés

  1. Estos tipos de post me hacen pensar que el lunfardo ha ganado mucho terreno en el lenguaje de nuestra generación argentina. Tanto es así que no entendemos otro significado para “bizarro” que aquel vinculado con lo extravagante, impuro: un arquetipo de la disonancia social, el “distinto”. Así que, como tantas veces, este blog nos alecciona y regala ciencia por doquier. GRACIAS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s