11-M: Avui jo també sóc madrileny/ Hoy también soy madrileño*


Hoy se cumplen nueve años del ataque terrorista en la estación de Atocha e inmediaciones, donde cinco explosivos acabaron con 191 vidas y dejaron secuelas físicas en casi 2000 transeúntes y en las almas de varios millones más.

Para algunas memorias individuales, sea por contacto directo o por mera solidaridad emocional con los damnificados, es un día solemne, de recuerdo y reflexión. Con el correr del día en el Reader de WordPress han ido aumentando la cantidad de post categorizados en #11M o #Madrid. En general, se trata de una escueta pero sentida mención imposible de soslayar. En algunos casos, hay un reproche, una bronca manifiesta contra los funcionarios que ya en aquel momento dominaban el espectro político español. Es que el atentado del 11-M se produjo tres días antes de las elecciones presidenciales. El actual presidente Rajoy era candidato por su actual partido, y tanto su verborragia culpabilizadora contra ETA como la de su copartidario y por entonces Presidente del Gobierno José María Aznar indignó al electorado y le arrebató la victoria. Según los analistas políticos, miles de votos cruzaron el charco al encontrar en Rodriguez Zapatero y el PSOE un discurso más mesurado y sin aparentes connotaciones políticas.

El Parlamento Europeo designó al 11 de marzo como el Día de las víctimas del terrorismo. En varios puntos de Madrid hay placas, estatuas y palabras inmortalizadas en espacios públicos. Aún no visité Atocha, pero vi una placa en la Puerta del Sol.

Sin ánimo de juzgar y basándome en mi poco conocimiento de las rutinas informativas españolas, ni la prensa y ni la televisión han destinado espacios y palabras significativas al aniversario del 11-M. En TVE por la mañana no lo vi mencionado en ningún micro. El Mundo es el único de los grandes periódicos nacionales que dio una cobertura amplia y recogió el testimonio de un joven sobreviviente, con una mirada esperanzadora y un llamamiento a la superación de la tragedia. El País y ABC publicaron artículos escuetos y remotamente ubicados respecto de los principales titulares, sin referencias en la portada.

Un suceso tan dramático y relativamente reciente en la longeva historia de España no debería quedar marginado de la agenda de los medios, que con la no-mención influyen poderosamente en la desmemoria de la sociedad. ¿Olvido dañino o postegación el pos del tratamiento de otros temas cruciales que urgen? Indudablemente, mis impresiones están teñidas en mi corazón argentino por la cruzada colectiva, del Estado y la sociedad, por no olvidar y reivindicar a los que murieron y hoy siguen pereciendo por causas injustas.

*Avui jo també sóc madrileny/ Hoy también soy madrileño: pocas horas después del atentado, se concentraron un millón y medio de personas en Barcelona para repudiar el ataque y solidarizarse con sus compatriotas. Ese fue el mensaje que dedicaron a los madrileños. Hoy, la relación se mantiene tensa y crispada por las ansias separatistas de los catalanes, la inevitable rivalidad futbolística…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s