El ojo curioso: anecdotario parisino


Cayó la naca por una flor artificial

La primera noche presencié una intervención policial inédita frente al hostel. Un grupete de franchutes vivarachos tomaron una flor artificial de un cantero exterior de un restaurante. El mozo los vio y salió a hacerle frente a los grandulones. La mujer que los acompañaba tuvo que separarlos, y el mozo llamó a la poli. A los dos minutos llegó una traffic policial enorme (e impecable, claro), tomó la “denuncia” y “allanó” el local de al lado donde se habían metido los vándalos sin culpa ni temor aparente. Dicen los observadores ocasionales que volvieron a la mañana siguiente a controlar que estuviera todo bien. Todo lo vimos y filmamos con un grupo de argentinos, y nos reíamos para no llorar recordando la antítesis que constituye la fuerza pública argentina. Increíble.

Franceses, machomenos; francés, nada

Los franceses tienen fama de mala onda. Yo creo que son un mix de nacionalistas, cerrados, vergonzosos y formales. Había un grupo de chicos del sur en el hostel que eran macanudísimos, pero la recepcionista que hablaba otros idiomas era lo menos idónea para trabajar en un hospedaje de gente joven de todo el mundo. Se rehúsan a hablar otro idioma y el francés es complicado de entender y pronunciar. Me fui sabiendo una palabra y volví con dos (es un decir): bonjour, sivuplé, merci, au revoir y pará de contar. Pero nos hicimos entender y sobrevivimos a los franceses, aunque respiré aliviada cuando volví a escuchar y hablar español.

Aryentains everywhere

Llegamos al hostel cansadas y desorientadas, y un grupo de doce porteños nos indicó el confuso camino a las habitaciones. Tuvimos dos noches de guitarreadas y rock nacional entrañables. En la Rue Mouffetard donde está el hostel, una rosarina vende recuerdos y dos tucumanos atienden en un local de creppés de Nutella, que son típicos en Francia. A los días llegaron unos mendocinos que viven en el sur de Francia y están estudiando allí. Coincidimos en algunas excursiones. Camino al aeropuerto dijimos “lo único que nos falta es cruzar argentinos”. Había dos “esperándonos”; no se conocían y venían para España. Tomamos mate con facturas. Se extraña la patria, pero encontrando compatriotas se hace más llevadero.

DSC08420
Erasmus argentinos

Me fui, volví y todavía no sé leer un mapa

Contra mis presentimientos, mi sentido de la orientación me abandonó desde que estoy en Europa. Lo atribuyo a la diagramación circular de todas las ciudades, lo que las hace muy confusas. No sabía dónde estaba ni cómo llegar y volver; así que me entregué a compañeras de viaje y excelsas guías turísticas sin chistar ni cuestionar el itinerario. Una noche quise lucirme y dije que la parada de metro era esa, sin duda. Pero no: era el que pasaba del otro lado, y fue la única vez que perdimos un metro. No me molesté en tomarme revancha.

Mujeres que manejan; adultos que pedalean

Me encantó ver mujeres al mando de metros, colectivos y taxis. Igualmente me sorprendió ver gente de más de sesenta años, impecablemente vestida, pedaleando en medio de la ciudad. 

DSC00090 DSC00151

¿Jesús, María y Napoleón? WTF?

El Pantheon, que es ese lugar armoso que me hizo llorar de emoción, tenía las paredes en relieve: en una estaban a la izquierda la Virgen, a la derecha Jesús con la Cruz, y en el centro un gordito favorecido estilísticamente, coronado de laureles. Increíble lo que representa este tipo para la historia de la nación francesa. 

Rue Mouffetard

Muertas después de patear todo el día, mis guías perdieron el sentido de la orientación y no encontrábamos el hostel aunque resultó que estábamos a la vuelta. No quedó otra que preguntar sin ningún tipo de reparo en las diferencias idiomáticas. Nadie nos entendía. Hasta que unas chicas que hablaban inglés se compadecieron, “ah, la rú Muftang” (pronunciación literal). Argentinidad al palo.

Librería Shakespeare

Una divinura de local, atiborrada de libros en su mayoría en inglés, con un piano, un bureau desordenado, una ambientación en un balcón, fotos viejas. El sueño del pibe literato. Tomar fotos no estaba permitido pero mi corresponsal logró hacerse una de contrabando; claramente es una atracción turística más. 

DSC07920 DSC07922

Obras públicas

La mayoría de los monumentos públicos estaban en reparación de fachadas e interiores, aprovechando la temporada baja. Si hay crisis, no se nota. Mejor así.

La línea rosa de Saint Suplice

En la iglesia está marcada con baldosas la línea precursora del Meridiano de Greenwich. Se creía que por ahí el mundo se dividía idealmente en dos mitades simétricas que hoy llamamos Oriente y Occidente.

DSC07690

Suicidios en la vías del tren

En España se generalizaron los suicidios a raíz de los desahucios, de los que se hacen eco diariamente los medios de comunicación en estas épocas turbulentas. En París, nos dijeron que todos los días hay gente que, aparentemente por motivos similares, se tira de los trenes. Hasta que viene la policía, retiran el cuerpo y hacen las pericias, el trasporte público queda detenido, generando mil y un problemas. Tendencia desesperanzadora.

No nos sellaron el pasaporte. ¡Qué decepción!

Ni a la ida ni a la vuelta. Pensamos: si un extranjero “se manda una” no se entera nadie, si ni siquiera figura cuándo ingresó al país. En principio se explica porque todos somos ciudadanos de la Unión Europea. Y también explicaría la inmigración descontrolada. Me quedé con las ganas de tener un sellito que acredite que estuve en París.

Anuncios

2 comentarios en “El ojo curioso: anecdotario parisino

  1. Pingback: Merci París | España comentada

  2. me gustaron mucho tus comentarios , y tome nota de ellos . viajo este 29 de abril . el año pasado estuve en tour . pero como supondras es un vistazo apenas. me encanto todo , y por suerte este año repito el viaje pero por mi cuenta. es por esto que me sirve mucho toda experiencia que hayas pasado para conocer mas a fondo estas ciudades . gracias . alla vamosssssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s